sábado, 22 de diciembre de 2007


praeterea, castis adolet dum altaria taedis,
et iuxta genitorem astat Lauinia uirgo,
uisa (nefas) longis comprendere crinibus ignem
atque omnem ornatum flamma crepitante cremari,
regalisque accensa comas, accensa coronam 75
insignem gemmis; tum fumida lumine fuluo
inuolui ac totis Volcanum spargere tectis.

Además, mientras inciensa los altares con puras teas,

y junto a su padre está la virgen Lavinia,

parece (cosa nefasta) que el fuego prende en su larga cabellera

y todo su adorno se quema con una llama crepitante,

se enciende su cabellera real, se enciende su corona insigne

por sus gemas; entonces ahumada es envuelta por una luz

amarillenta y Vulcano se esparce por la casa entera.